CHF Honduras
Historias de Exito

Mujeres voluntarias contribuyen a detectar y tratar casos de Malaria

Dia Malaria

En una comunidad remota de Honduras, Ana Julia Alvarado, una ama de casa de 38 años, toma muestras de sangre a una persona sospechosa de presentar síntomas de Malaria y le brinda tratamiento oportuno.

Ana Julia no es una especialista ni doctora. Simplemente es una líder de la comunidad de Villa del Carmen, en el Negrito, departamento de Yoro, que ha sido capacitada para apoyar la detección de casos y brindar un tratamiento oportuno de la Malaria.

Ana Julia Alvarado, Colaboradora Voluntaria, en la comunidad de Villa del Carmen, el Negrito, Yoro.

Ana Julia Alvarado, Colaboradora Voluntaria, en la comunidad de Villa del Carmen, el Negrito, Yoro.

Con seis años de experiencia en esta labor, ella es una Colaboradora Voluntaria, conocida como ColVol, que forma parte de una red de unos seis mil colaboradores que operan en el país como la columna principal de la vigilancia de la Malaria en Honduras.

En su casa de habitación, Ana Julia recibe a un paciente que presenta fiebre como un síntoma clave de sospecha de Malaria. Inmediatamente, toma una gota de sangre del dedo índice del paciente y la coloca en una lámina pequeña de vidrio para ser enviada al Centro de Salud o Laboratorio más cercano, a fin de que pueda ser diagnosticado en el término de 24 horas.

Mientras tanto, Ana Julia brinda al paciente un tratamiento por cinco días mientras se determina su diagnóstico. Si el paciente resulta positivo por Malaria, ella continúa brindando el medicamento por nueve días más y realiza otra toma de muestra a los 28 días para determinar si el medicamento fue suficiente para controlar el parásito o si es necesario seguirlo tratando.

En la comunidad de Villa del Carmen, donde habitan unos 250 pobladores, entre adultos, adolecentes y niños, han sido orientados acerca de los síntomas de la enfermedad y conocen el puesto de la Colaboradora Voluntaria, donde acuden en caso de necesitar su ayuda.

“Durante el transcurso del presente año se presentaron dos casos sospechosos de Malaria, pero no salieron positivos”, afirma Ana Julia, quien a su vez colabora como maestra de primaria en el séptimo año del Programa Educatodos.

Considera que la disminución de casos de Malaria en su comunidad se ha debido a las acciones de prevención que la comunidad ha tomado. “Existe un comité de salud a través del cual realizamos limpieza de solares, quema de basura, eliminación de agua estancada, aplicación de productos que matan larvas de zancudos y se brindan charlas en las escuelas”, agrega.

Los colaboradores voluntarios toman muestras de sangre para diagnosticar la malaria  y suministran tratamiento con medicamentos a los pacientes.

Los colaboradores voluntarios toman muestras de sangre para diagnosticar la malaria y suministran tratamiento con medicamentos a los pacientes.

En marco del proyecto de Malaria, financiado por el Fondo Mundial y ejecutado por la Secretaría de Salud, 48 municipios priorizados del país son apoyados por los colaboradores voluntarios en esta tarea, donde se concentra el 93 por ciento de los casos de malaria que se reportan a nivel nacional.

El Proyecto apoya e impulsa exitosamente la participación activa de los colaboradores voluntarios como una estrategia esencial, que fortalece y brinda sostenibilidad a los servicios de salud ofrecidos por el Estado a nivel departamental y local. 

Las actividades de los colaboradores voluntarios se realiza en los departamentos de Atlántida, Colón, Gracias a Dios (La Mosquitia), Islas de la Bahía, Olancho, El Paraíso, La Paz, Comayagua, Valle y Yoro, donde el riesgo de contraer la  malaria es mayor.

Aportes de los Colaboradores Voluntarios:

  • EL COL VOL ES PARTE FUNDAMENTAL DE LA VIGILANCIA DE MALARIA, Y ES CONSIDERADO UN BASTION IMPORTANTE EN LA RED DE NOTIFICACION DE CASOS.
  • EN HONDURAS LA RED DE COL VOL OPERA DESDE LOS AÑOS CINCUENTA Y DETECTA EL 80% DE LOS CASOS QUE REGISTRA EL SISTEMA DE SALUD DE HONDURAS.
  • UNOS 6,000 COL VOL SE REPORTAN ACTIVOS EN TODO EL PAIS.
  • EL 52% DE LOS COL VOL ACTIVOS OPERAN EN LOS 48 MUNICIPIOS PRIORIZADOS POR EL FONDO MUNDIAL.
  • 2, 188 NUEVOS COL VOL HAN SIDO ENTRENADOS CON EL APOYO DEL PROYECTO MALARIA DEL FONDO MUNDIAL ENTRE ENERO 2009 Y MARZO 2010.
  • UN 92% DE LOS PUESTOS DE COLABORACION VOLUNTARIA SON OPERADOS POR MUJERES. 
  • ADEMAS DE LAS ACCIONES DE DETECCION Y TRATAMIENTO DE CASOS EL COL VOL EN SU CONDICION DE LIDER COMUNITARIO PROMUEVE Y PARTICIPA EN ACTIVIDADES DE CONTROL DE RIESGOS DE MALARIA.

Déjanos tus comentarios