CHF Honduras
Historias de Exito

Jóvenes Instructores en Salud Sexual y Reproductiva

 

Jovenes Principal

“La lección es clara: primero son la abstinencia y la fidelidad. Si usted no se puede abstener, es decir, si a su edad ya practica el sexo, entonces debe prevenir el VIH/Sida siéndole fiel a su pareja y usando el condón o preservativo”.

Azucena

Azucena

Esta es una de las enseñanzas que la profesora Azucena Ramírez, maestra de Ciencias Naturales, da a sus estudiantes del Colegio Juan Ramón Molina en el marco del Programa Fortalecimiento de la Respuesta Nacional en Promoción y Protección de la Salud en VIH/Sida, que está siendo implementado por la Secretaría de Educación, con el acompañamiento de CHF Internacional, el Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

Pero Azucena no es la principal instructora del proyecto. Scarleth Gabriela, de 16 años y Yefran Pino de 14, ambos en tercer ciclo, son líderes de la red de facilitadores que ha permitido capacitar a casi 500 estudiantes en temas de prevención de VIH, enfermedades de transmisión sexual y adopción de prácticas saludables.

En marzo de 2009 Scarleth, Yefran y otros tres de sus compañeros del colegio Juan Ramón Molina participaron durante tres días en un entrenamiento llamado EXPOSIDA, en el que aprendieron sobre salud sexual y reproductiva. Al regresar al Juan Ramón Molina, ellos capacitaron durante un día completo a los 18 presidentes de los diferentes cursos en las dos jornadas escolares.

Frente al escepticismo de algunos de sus compañeros de clase, los 23 jóvenes multiplicaron sus conocimientos a los casi 500 estudiantes de la institución. “Al principio los compañeros creyeron que lo que queríamos era sobresalir, pero después se dieron cuenta de que realmente sí habíamos aprendido, y que era muy importante saber sobre el VIH”, dice Scarleth, quien considera que ahora, después de las capacitaciones, es más consciente y responsable de los riesgos que corre si inicia una vida sexual a tan temprana edad.

Y sí son muchos los riesgos, porque de acuerdo con el Departamento de Infecciones de Transmisión Sexual/VIH/Sida de la Secretaría de Salud, el 14.2 por ciento del total de los casos de VIH/SIDA entre 2000 y 2005 corresponde a personas entre 15 y 24 años. Sin embargo, sólo un 23.7 por ciento de las mujeres entre 15 y 24 años reporta haber usado el condón en la última relación sexual.

Yefran

Yefran

La capacitación al resto de los estudiantes se hizo en el marco de la Semana Nacional de la Juventud de Lucha contra el VIH. Scarleth, Yefran y los otros jóvenes sirvieron de actores de socio-dramas en los que mostraron lo complicado que es el embarazo en la adolescencia. En las capacitaciones se usa la metodología EXPOSIDA que consiste en enseñar jugando para que el alumno no sienta que está en una cátedra rígida.

Azucena cree que la metodología ha transformado a los jóvenes del colegio, “porque este tipo de temas ya no se reciben con malicia o con miedo, sino con mucha naturalidad”. Y esto se debe a que la educación sexual y reproductiva se integró con la enseñanza de valores, autoestima y comunicación, en áreas como ciencias naturales, educación física y español. “Los jóvenes ya saben más de sexo que nosotros los adultos; también por toda la información que reciben en los medios de comunicación y en la internet. Lo que hacemos en el colegio es usar esa información que los jóvenes muchas veces ya tienen, para canalizarla de manera adecuada y positiva”. Por eso los padres de familia no han mostrado oposición a que sus hijos reciban este tipo de enseñanzas en el colegio; también porque muchos de ellos no se atreven a hablar abiertamente con los menores sobre su sexualidad.

Estos avances en la prevención del VIH entre los jóvenes han sido producto de un largo camino que varias organizaciones han recorrido lideradas por la Unidad de Juventud, Población y Salud de la Secretaria de Educación. El primer paso fue la reforma educativa realizada en el 2005, gracias a la cual se incorporó la temática de salud sexual y reproductiva en el Currículo Nacional Básico. En agosto de 2008, a partir de la VII Conferencia Internacional de SIDA, los Ministerios de Salud y de Educación de América Latina y El Caribe acordaron implementar estrategias intersectoriales de educación integral en sexualidad y promoción de la salud sexual que incluyeran la prevención del VIH e ITS.

Scarleth

Scarleth

Después de intensas luchas políticas con los opositores de la implementación del proyecto, la Unidad Juventud, Población y Salud, con el apoyo del Fondo Mundial, CHF Internacional y UNFPA, logró aprobar las guías metodológicas para incorporar en el aula de clases la temática de salud sexual y reproductiva con énfasis en prevención de ITS/VIH/Sida y con enfoque de género. La aprobación de esta Guía Metodológica para docentes de sétimo, octavo y noveno grado Cuidando mi Salud y mi Vida resultó de un consenso entre 16 organizaciones de la sociedad civil.

De mayo de 2008 a abril de 2009 el proyecto de educación de adolescentes en VIH/SIDA ha beneficiado e involucrado a 602 docentes, 179 centros educativos, 49.857 estudiantes de sétimo a noveno grados, 350 líderes estudiantiles y 380 padres y madres de familia.

En tan corto plazo, los efectos del proyecto ya son enormes. La profesora Azucena reconoce que la fidelidad y la abstinencia son ideales cada vez más difíciles de practicar entre los jóvenes, así que es necesario inducir abiertamente el tema de la prevención. “Acá, por ejemplo, no se dan los embarazos en adolescentes como se dan en otros colegios. El año pasado se presentó un caso de una muchacha embarazada que perdió el bebé porque estaba muy joven. Hace tres años se dio otro caso; nosotros tuvimos que apoyarla para que no decidiera abortar. Esos son los únicos dos casos que se han visto. Creo que los jóvenes sí entienden y aprenden el mensaje de la prevención”.

El proyecto trasciende las fronteras de los colegios que participan en el mismo. Los estudiantes del Juan Ramón Molina, por ejemplo, dan charlas en otros colegios que no están involucrados en el Programa; también se realizan ferias para que los jóvenes de colegios aledaños aprendan sobre el SIDA, a través de juegos como el tragabolas, la ruleta y el ahorcado. Al final del día, quienes más han aprendido son los ganadores del mayor número de premios. Aunque el mayor premio se lo llevan todos, porque aprenden a conocer sobre su sexualidad y a identificar y prevenir los riesgos adoptando conductas saludables que disminuyen el riesgo de infección por VIH.

Scarleth, una de las líderes más comprometidas, encuentra que el proyecto ha tenido un cambio profundo y positivo en su vida, porque:

“Muchas veces los jóvenes hacemos las cosas sin pensar. Primero actuamos y después pensamos en las consecuencias. Ahora yo sé que tener relaciones a temprana edad es demasiado riesgoso, porque me estoy arriesgando a tener un embarazo prematuro, a adquirir una infección, o inclusive, hasta a contraer el SIDA”.

Un Comentario a “Jóvenes Instructores en Salud Sexual y Reproductiva”

  1. berna flores dice:

    que bueno soy lic en enfermeria y jefe del depto de enfermeria de tela por 25 años trabaje en el INC antes torax y estube muy de cerca en la sala de infectologia por eso reconosco la gran labor que uds hacen actualmente estoy sacando un diplomado en salud sexual y reproductiva en adolecentes estamos ya funcionando con una clinica para el adolecente en el centro de salud que presisamente sera equipada mas o menos mañana y estamos trabajando duro para formar lideres jovenes que nos ayuden como Yefran y Scarleth bendiciones para ellos ojala compartan sus ideas sus metodos con nosotros Gracias

Déjanos tus comentarios